Juriscuba
Slogan1

Código de Familia -Ley 1289/75 - Cuba

Untitled Document

LEY 1289 / 75

CODIGO DE FAMILIA (Actualizado y concordado). Texto aclaratorio

OSVALDO DORTICOS TORRADO, Presidente de la República de Cuba.

HAGO SABER: Que el Consejo de Ministros ha acordado y yo he sancionado lo siguiente:

POR CUANTO: La igualdad de los ciudadanos, resultante de la abolición de la propiedad privada sobre los medios de producción y de la extinción de las clases y de todas las formas de la explotación de unos seres humanos por otros, es un principio básico de la sociedad socialista que construye nuestro pueblo, principio que debe plasmarse plena y expresamente en los preceptos de nuestra legislación.

POR CUANTO: Aún subsisten en nuestro país con respecto a la familia, normas jurídicas del paso burgués, obsoletas y contrarias al principio de la igualdad, discriminatorias de la mujer y de los hijos nacidos fuera del matrimonio; normas que deben ser sustituidas por otras que concuerden plenamente con el principio de la igualdad y con las realidades de nuestra sociedad socialista en continuo e impetuoso avance. POR CUANTO: El concepto socialista sobre la familia parte de la consideración fundamental de que constituye una entidad en que están presentes e íntimamente entrelazados el interés social y el interés personal, puesto que, en tanto célula elemental de la sociedad, contribuye a su desarrollo y cumple importantes funciones en la formación de las nuevas generaciones y, en cuanto centro de relaciones de la vida en común de mujeres y hombres, entre éstos y sus hijos y de todos con sus parientes, satisface hondos intereses humanos, afectivos y sociales, de la persona.

POR CUANTO: El concepto expresado en el anterior por cuanto y la importancia que, a partir de él, confiere nuestra sociedad socialista a la familia, aconsejan que las normas jurídicas relativas a ésta se consignen en texto separado de otras legislaciones y constituyan el Código de la Familia.

POR CUANTO: La adopción y la tutela son instituciones que cumplen funciones normal y generalmente correspondientes a la familia, es conveniente que las normas jurídicas relativas a las mismas constituyan parte del Código de la familia, tanto más cuanto que las relaciones entre adoptantes y adoptados son semejantes a las existentes entre padres e hijos.

POR CUANTO: El proyecto de Código de la Familia fue elaborado, de acuerdo con los presupuestos consignados en los por cuantos anteriores, por las comisiones de estudios jurídicos y su secretariado, y sometido al examen individual de los viceprimeros ministros, jefes de organismos centrales y otros funcionarios, los cuales le hicieron las observaciones y sugerencias que estimaron pertinentes, las que fueron tomadas en cuenta para el perfeccionamiento del proyecto preparado.

POR CUANTO: El proyecto de Código de la Familia fue sometido a través de los Comités de Defensa de la Revolución, la Central de Trabajadores de Cuba, la Federación de Mujeres Cubanas, la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, la Federación Estudiantil Universitaria de Cuba, la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media y diversos organismos del Estado y sociales a la más amplia discusión por todo el pueblo, que lo aprobó, en su totalidad precepto por precepto, por una mayoría superior al noventa y ocho por ciento de los participantes en las reuniones y asambleas convocadas al efecto.

POR CUANTO: No obstante la aprobación general, el secretariado de las comisiones de estudios jurídicos examinó detenidamente todas y cada unas de más de 4000 observaciones presentadas aj 121 de los 166 artículos del proyecto e independientemente del número de los que votaron por ellas, acogió e incorporó el texto del proyecto cuanta sugerencia consideró racional y útil a los fines de la legislación propuesta.

POR CUANTO: En uso de las facultades que le están conferidas, el consejo de ministros resuelve dictar la siguiente:

TÍTULO PRELIMINAR

DE LOS OBJETIVOS DE ESTE CODIGO <<Ir al indice>>

ARTICULO 1. - Este Código regula jurídicamente las instituciones de familia: matrimonio, divorcio, relaciones paternos filiales, obligación de dar alimentos, adopción tutela, con los objetivos principales de contribuir:

- al fortalecimiento de la familia y de los vínculos de cariño, ayuda y respeto recíprocos entre sus integrantes;

- al fortalecimiento del matrimonio legalmente formalizado o judicialmente reconocido, fundado en la absoluta igualdad de derechos de hombre y mujer;

- al más eficaz cumplimiento por los padres de sus obligaciones con respecto a la protección, formación moral y educación de los hijos para que se desarrollen plenamente en todos los aspectos y como dignos ciudadanos de la sociedad socialista;

- a la plena realización del principio de la igualdad de todos los hijos.

Título I

DEL MATRIMONIO EN GENERAL <<Ir al indice>>

Capítulo I
DEL MATRIMONIO EN GENERAL

Sección primera
DEL MATRIMONIO Y SU CONSTITUCION

ARTICULO 2. - (Modificado). El matrimonio es la unión voluntariamente concertada de un hombre y una mujer con aptitud legal para ello, a fin de hacer vida en común.
El matrimonio sólo producirá efectos legales cuando se formalice o se reconozca de acuerdo con las reglas establecidas en la Ley del Registro del Estado Civil.

(El párrafo segundo de este artículo quedo modificado y redactado en la forma que se consigna por la Disposición Especial Sexta de la Ley Nº 51 de 15 de julio de 1985, Ley del Registro Estado Civil. Ver artículo 35 de la Constitución de la República

ARTICULO 3. - (Modificado). Están autorizados para formalizar el matrimonio la hembra y el varón mayores de 18 años de edad. En consecuencia, no están autorizados para formalizar el matrimonio los menores de 18 años de edad.

No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, excepcionalmente, y por causas justificadas, podrá otorgarse a los menores de 18 años la autorización para formalizar el matrimonio, siempre que la hembra tenga, por los menos, 14 años cumplidos y el varón 16 años, también cumplidos.

Esta autorización excepcional pueden otorgarla:

1) El padre y la madre conjuntamente, o un de ellos si el otro hubiere fallecido o estuviere privado de la patria potestad;

2) El o los adoptantes cuando el menor hubiese sido adoptado;

3) el tutor, si el menor estuviere sujeto a tutela;

4) los abuelos maternos o paternos, indistintamente, a falta de los anteriores, prefiriéndose a aquéllos que convivan en el mismo domicilio con el menor;

5) uno solo de los facultados, cuando el otro que deba darla conjuntamente con él se vea impedido de hacerlo;

6) el tribunal, si por razones contrarias a los principios y normas de la sociedad socialista, se negaren a otorgar la autorización las personas facultadas para ello.

En caso de negar la autorización algunos de los que deben de otorgarla conjuntamente con otro, los interesados en contraer matrimonio o uno de ellos o un hermano o hermana mayor de edad de cualquiera de los mismos podrá instar al Tribunal Popular competente para que otorgue la autorización requerida.

El Tribunal, en audiencia verbal, oirá el parecer de todos los interesados y del fiscal y, teniendo en cuenta el interés social y el de los contrayentes, decidirá lo que proceda sin ulterior recurso.

(Este artículo quedó redactado de la forma que se consigna por la Ley Nº 9 de 22 de agosto de 1977)

ARTICULO 4. - No podrán contraer matrimonio:

1) los que carecieren de capacidad mental para otorgar su consentimiento;

2) los unidos en matrimonio formalizado o judicialmente reconocido;

3) las hembras menores de 14 años y los varones menores de 16 años

ARTICULO 5. - No podrán contraer matrimonio entre sí:

1) los parientes en línea directa, ascendente y descendente; y los hermanos de uno o doble vínculo;

2) el adoptante y el adoptado;

3) el tutor y el tutelado;

4) los que hubieren sido condenados como autores, o como autor y cómplice de la muerte del cónyuge de cualquiera de ellos.

ARTICULO 6. - Extinguido su matrimonio por cualquier causa, hombre y mujer quedan en aptitud de formalizar nuevo matrimonio en cualquier tiempo posterior a dicha extinción.

No obstante, a fin de facilitar la determinación de la paternidad, la mujer cuyo matrimonio se haya extinguido y se disponga a formalizar uno nuevo antes de transcurrir 300 días de dicha extinción, deberá acreditar con certificado médico expedido por un centro asistencial estatal, si se halla o no en estado de gestación.

Este certificado, si es positivo, constituirá presunción de la paternidad del cónyuge del matrimonio extinguido. Contra esta presunción caben todas las pruebas admitidas en Derecho.
Si la mujer a dado a luz antes de los 300 días mencionados, no será necesario, para formalizar nuevo matrimonio, presentar dicho certificado.

Lea detenidamente el contenido de su interés, adquirirá una idea general, pero necesita precisar importantes detalles.

Se le recomienda no realizar actos o tomar decisiones sin haber evacuado con expertos legales las dudas que tenga sobre el asunto.

Recuerde que puede consultar a los especialistas de CubaLegalInfo para recibir una adecuada asistencia, precisar detalles y recibir asesoramiento en la protección jurídica de su necesidad.

En todos los casos, temas y servicios abordados en este sitio CubaLegalInfo se necesita más información, la aportación de datos complementarios, la realización de trámites y acciones adicionales que no se describen o señalan en el contenido de la Web por razones de funcionalidad, por lo que CubaLegalInfo no se responsabiliza con el actuar que deliberadamente alguien realice amparado en la información obtenida de este sitio, sin orientaciones expresas, acuerdos, pactos o contratos suscritos entre el cliente y CubaLegalInfo.