PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE COMPRA-VENTA DE AUTOS EN CUBA

FINANZAS Y PRECIOS - RESOLUCIÓN No. 314 (26-sept-2011)
IMPUESTO SOBRE TRANSMISIÓN DE BIENES Y HERENCIAS (Vehículos)

PRIMERO: Las personas naturales cubanas y extranjeras con residencia permanente o temporal en el territorio nacional, que adquieran vehículos de motor mediante actos entre particulares de compraventa o donación, formalizados ante Notario Público, con arreglo a lo dispuesto en el Decreto No. 292, de fecha 20 de septiembre de 2011, quedan obligadas a pagar el Impuesto sobre Transmisión de Bienes y Herencias.

Asimismo, pagarán el Impuesto sobre Transmisión de Bienes y Herencias las personas naturales a quienes el Ministro del Transporte transmita vehículos o participaciones de propiedad de estos, de conformidad con lo establecido en el citado Decreto No. 292.

SEGUNDO: El impuesto se calcula y liquida en pesos cubanos (CUP) aplicando un tipo impositivo del cuatro por ciento (4 %), sobre el valor del vehículo de motor declarado por las partes en la Escritura Pública que formalice la transmisión en cuestión, siempre que resulte igual o superior al valor referencial mínimo que corresponda, según lo establecido en el Decreto No. 292, de fecha 20 de septiembre de 2011; en caso contrario se aplica sobre este último.

Cuando el adquirente sea propietario de uno o varios vehículos de motor, al efecto del cálculo del impuesto, el valor del vehículo determinado según la regla prevista en el párrafo precedente, se incrementa en un cincuenta por ciento (50 %), por cada vehículo que posea antes de reali­zar la transmisión.

En los casos de las transmisiones referidas en el párrafo segundo del Apartado Primero, el impuesto se aplicará sobre el valor referencial mínimo que corresponda al vehículo o la participación de la propiedad del vehículo transmitido.

TERCERO: El Impuesto es objeto de autoliquidación por el obligado a su pago, mediante el modelo de Declaración Jurada establecido a tales efectos por la Oficina Na­cional de Administración Tributaria.

CUARTO: El pago de este Impuesto se efectúa directamente por transferencias u otras formas de pago reconocidas, en las sucursales bancarias correspondientes al municipio donde tiene lugar el acto gravado, dentro de los treinta (30) días naturales posteriores a la fecha de formalización de la escritura notarial o de la notificación de la resolución administrativa correspondiente, y se ingresa al fisco por el párrafo 072012, “Impuesto sobre Transmisión de Bienes y Herencias”, del vigente Clasificador de Recursos Financieros del Presupuesto del Estado.

QUINTO: Las personas naturales que adquieran vehículos de motor, según lo dispuesto en esta norma, deben dentro de los quince (15) días naturales siguientes a la inscripción del acto en el Registro de Vehículos, inscribirse o actualizar su situación fiscal en el Registro de Contribuyentes para el pago del Impuesto sobre el Transporte Terrestre.

SEXTO: Las personas naturales que de conformidad con lo establecido en el citado Decreto No. 292 vendan sus vehículos de motor, pagarán el Impuesto sobre los Ingresos Personales aplicando un tipo impositivo del cuatro por ciento (4 %) sobre los ingresos obtenidos por la venta del bien, según conste en la Escritura Pública que formaliza el acto en cuestión.

El pago de este Impuesto se efectúa en las sucursales bancarias del municipio correspondiente al domicilio fiscal del obligado al pago, dentro de los treinta (30) días naturales posteriores a la fecha de formalización de la escritura notarial correspondiente, y se ingresa al fisco por el párrafo 053032, “Impuesto sobre los Ingresos Personales-Venta de Bienes”, del vigente Clasificador de Recursos Financieros del Presupuesto del Estado.

SÉPTIMO: La Oficina Nacional de Administración Tributaria queda responsabilizada con actualizar o establecer los mecanismos de conciliación y control que correspondan, de conjunto con los ministerios de Justicia y del Interior para dar cumplimiento a lo que por la presente se dispone.